miércoles, 17 de junio de 2020

Transversalidad o "mainstreaming de género" ¡A transversalizar!

La transversalidad de género es un concepto relativamente reciente, que hace referencia a la necesidad de incorporar la perspectiva de género a las líneas de trabajo de todos los poderes públicos.

La mayoría de definiciones de transversalización de género sigue el concepto definido por el Consejo Económico y Social de la ONU: Transversalizar la perspectiva de género es el proceso de evaluar las implicaciones para mujeres y hombres de cualquier acción planeada, incluyendo la legislación, políticas o programas, para todas las áreas y en todos los niveles. Es una estrategia por hacer de las preocupaciones de mujeres y hombres una dimensión integral del diseño, implementación, monitorización y evaluación de políticas y programas en todas las esferas políticas, económicas y sociales, de modo que mujeres y hombres se beneficien igualmente y se evite la perpetuación de la inequidad. El objetivo final es alcanzar la igualdad de género.

Las políticas públicas son neutras respecto al género porque se dirigen a toda la población por igual, sin hacer distinciones entre mujeres y hombres. Sin embargo, si mujeres y hombres parten de una situación y posición desiguales, cualquier actuación pública que no lo tenga en cuenta, sólo conseguirá perpetuar estas desigualdades e incluso agravarlas.

En este caso, las políticas deportivas son uno de los ámbitos que menor permeabilidad tiene en la perspectiva de género.

El deporte y la educación física se encuentran, dentro de la sociedad, íntimamente relacionados con el género de quien lo practica, asociándose casi siempre al género masculino y adjudicando adjetivos como “marimacho” a aquellas mujeres que se han interesado por los deportes, sobre todo colectivos, contribuyendo así al establecimiento de estereotipos de género donde los hombres participan en agresivos y competitivos deportes de equipo, mientras que las mujeres son generalmente dirigidas hacia las actividades más estéticas como la gimnasia, el patinaje artístico y la natación sincronizada. Todo esto ha acarreado a lo largo de los años que las mujeres deportistas ganen mucho menos que los hombres deportistas practicando la misma modalidad deportiva, que reciban premios inferiores que los que se otorgan en la categoría masculina y que sufran penalizaciones por la maternidad que no se aplican cuando se trata de una paternidad.

Lograr una nueva perspectiva de género en el mundo del deporte es fácil. Sólo es preciso establecer una nueva relación entre género y deporte para crear una visión estática de género y una visión en constante cambio del deporte.

Para aplicar la transversalidad de género e impactar en los Roles, Recursos y Representación de las mujeres y hombres, habría que llevar a cabo una serie de medidas a nivel institucional, como promover la igualdad en la actividad física y el deporte, favorecer la práctica deportiva femenina en los distintos ámbitos del deporte, visibilizar de manera adecuada, tanto cuantitativa como cualitativamente, a las mujeres implicadas en el ámbito de la actividad física y del deporte y dotar de recursos a mujeres deportistas y a programas destinados a incrementar la participación de la mujer en el deporte.

El deporte es una profesión también para mujeres. A igualdad de logros, igualdad de reconocimientos.

1 comentario:

  1. De acuerdo, hay todavía tantas barreras y tantos prejuicios....

    ResponderEliminar

Igualdad en el Deporte Escolar

Campaña de sensibilización en los colegios Lema: "EL DEPORTE TE EDUCA"   Motivación: El deporte y la educación física...